Amor en vena

Robert Pattinson acepta un acercamiento a Kristen… en la alfombra roja

Este culebrón parece que no acabará nunca. Mientras Robert Pattinson promociona con éxito su nueva película 'Cosmopolis' en Estados Unidos y se ha convertido en "la víctima" de la prensa rosa, Kristen Stewart no levanta cabeza. Su vergüenza es tal que esta semana se ha asomado a la calle en todo un mes, ha rechazado ofertas de trabajo y no quiere aparecer en los estrenos de sus últimas películas.

Robert y Kristen en tiempos felices

Pero a pesar de la infidelidad, del dolor, las lágrimas y la humillación, será el propio Rob quien la ayude a enfrentarse al público. En un principio se rumoreaba que los actores cumplirían con su contrato viajando y promocionando 'Amanecer (Parte II)' por separado. Pero no. Rob ha decidido posar junto a Kristen en el estreno del filme en Los Angeles porque le preocupa la reacción de los fans cuando vean a la actriz.

[Blog: Robert Pattinson, feliz en su primera entrevista post-ruptura]

"Robert le ha dicho a los ejecutivos del filme que caminará la alfombra roja junto a ella para salvarla del bochorno y evitar que las fans le abucheen", revelaba una fuente cerca a la producción y añadía, "Está siendo todo un profesional".

Dios... ya me lo estoy imaginando... Autobuses y excursiones llevando a miles de fans de todo el mundo a ver a "la pareja" por última vez en público.

[Mientras... Kristen cura sus penas ¡de fiesta con Lindsay!]

¿Volveremos a verlos así de cómodos?

Esto podría ser un soplo de aire fresco para el humillado corazón de Kristen, quien no consigue perdonarse por su affaire con el director Rupert Sanders. Según varios medios estadounidenses, Kristen pasa su tiempo leyendo libros de autoayuda, filosofía y espiritualidad. Hasta se dice que está estudiando las enseñanzas de Ghandi después de haber visto 'Come, reza, ama' con la esperanza de  perdonarse algún día.

Recordemos que Kristen tiene 22 años y la humillación que está viviendo por parte del juicio de los fans, la prensa y el público, están haciendo mella en su personalidad. Por lo menos tiene un ex considerado, que a pesar del dolor, está dispuesto a ayudarla con el mal trago... Pero, yo pregunto, ¿Porqué nadie está juzgando a Rupert Sanders, que a sus 41 años, era el que estaba casado y con hijos?