Cotiyahoos

Así dejó el alcohol y las drogas Bradley Cooper

Menos mal que algunas celebridades olvidan su pasado teñido con algunos matices un tanto oscuros y hacen un radical qiro de 180 grados que los reconducen directamente hacia una vida de provecho: Bradley Cooper da buena cuenta de ello.

Bradley tuvo un pasado turbulentoEl actor, de 37 años, tuvo un pasado turbulento lleno de drogas y fiestas salvajes y no contento con su vida personal, se tiró a una piscina de vodka y sustancias tóxicas que lo sumieron en un perpetuo estado de descontento.

Bradley cuenta en "The Hollywood Reporter" una de sus múltiples 'hazañas' mientras se encontraba bastante borracho en un fiesta. Al protagonista de 'Resacon en las Vegas' no se le ocurrió otra cosa que darse de cabezazos contra el suelo mientras, sonrisa en la boca, les decía a sus amigos: "¡Hey, mirad lo duro que soy!".

Por si no había tenido suficiente, volvió a golpearse adrede la cabeza contra el cemento y tuvo que ser trasladado a un hospital, donde le cosieron la herida, ¿a quién se le ocurre semejante estupidez?

[Relacionado: Bradley Cooper, el hombre vivo más sexy]

Menos mal que el actor decidió detener los ríos de alcohol que fluían por sus venas y se pasó al bando de los sanos. Desde que cumplió los 29 años, no ha probado ni una gota más, y la verdad es que ahora se siente muy agradecido consigo mismo.

Ya han pasado ocho años desde que Bradley decidió no abrir una botella en su vida, y ahora todos podemos contemplar sentados en una butaca de cine, el éxito de dicha decisión que, sabiamente, tomó en un pertinente momento de lucidez, ¿no estáis de acuerdo conmigo? ¡Contadme!

También te puede interesar:

Bradley Cooper, ¿rompeparejas?