Información confidencial

Así es la nueva Miss Estados Unidos

Por una vez y sin que sirva de precedente, tenemos a una miss lumbreras. Mallory Hagan, de 23 años y natural de Nueva York, se coronó el pasado fin de semana como la nueva Miss Estados Unidos. No solo conquistó al jurado por sus ojazos azules y su cuerpo fibrado, sino también por sus sabias palabras en torno a la matanza de Newtown (Connecticut).

Mallory Hagan es la nueva Miss Estados Unidos.

Adam Lanza acabó con la vida de 27 personas y disparó el consumo de armas al otro lado del charco, pese a las múltiples promesas del presidente Barack Obama de limitar su venta. Pues bien, al hilo de lo ocurrido, Hagan dijo lo siguiente: "La violencia no se puede combatir con violencia".

Cierto es que lo que dijo esta despampanante rubia es de cajón. Eso sí, los nervios a veces juegan malas pasadas a las candidatas, que se dedican a decir sandeces o frases hechas para asombrar a quienes dan el veredicto.

[Relacionado: La transexual que aspiró a ser Miss California]

Mallory ha obtenido una beca de 50.000 dólares para financiar sus estudios de Publicidad y Comunicaciones y se ha comprometido a viajar por todo el mundo para combatir el abuso sexual
a menores a través de la organización benéfica Children's Miracle Network.

Llama la atención que esta chica de Brooklyn no estuviera en ninguna quiniela. Cuando le puso la corona Laura Kaeppeler, Miss Estados Unidos 2012, tenía la cara desencajada de la emoción y servidor aún no sabe si ha podido cerrar la boca.

Otra sorpresa muy positiva de esta edición ha sido la participación de una concursante autista, Alexis Wineman, Miss Montana. La joven, de dieciocho años, ha despertado el interés de la revista Time y ha denunciado la discriminación social a la que se ven sometidas las personas con su enfermedad.

Asimismo, la cuarta finalista, Mariah Cary (Miss Iowa), reconoció que sufría el síndrome de Tourette, un trastorno neuropsiquiátrico caracterizado por múltiples tics físicos y vocales.

La anécdota graciosa en el hotel Planet Hollywood Resort & Casino de Las Vegas (Nevada) la puso la única candidata hispana, la puertorriqueña Kiaraliz Medina, que se torció un tobillo durante los ensayos y tuvo que desfilar en muletas, a sabiendas de que no competía en igualdad de condiciones.

[También... Miss Pensilvania renuncia a su corona por "fraude"]

Algo está cambiando en el certamen que dirige el multimillonario Donald Trump. ¿Qué os parecen las declaraciones de Mallory Hagan? ¿Servirán para que sus compatriotas se conciencien de la sinrazón del uso de armas?