Información confidencial

Bombazo: ¡Angelina Jolie se ha reconciliado con su padre!

Nunca es tarde si la dicha es buena. Ese maravilloso refrán, propio de nuestras abuelas, es una verdad tan grande como un templo. Y en el caso de Jon Voight y Angelina Jolie, que han estado nueve años distanciados, 'encaja' a medida. Padre e hija lavaron sus trapos sucios en los medios y declararon su odio mutuo, lo que alimentó páginas y páginas de publicaciones sensacionalistas. Ahora, el culebrón ha dado un giro de 180 grados. Pero, ¿por qué?

Jon y Angie se dan una segunda oportunidad.Os cuento. A principios de 2010 se produjo el primer acercamiento. Voight conoció a sus seis nietos. Para ello, tuvo que viajar hasta Venecia, donde su hija estaba rodando 'The Tourist' junto a Johnny Depp y a las órdenes de Florian Henckel von Donnersmarck.

Los protagonistas no querían pronunciarse. En aquel momento, ni confirmaban ni desmentían su reconciliación. Tampoco había demasiados testimonios gráficos para lanzar las campanas al vuelo. ¿Era todo un espejismo? Más de un periodista aseguró que sí, que Angie nunca superaría su rencor. Pues bien, nada más lejos de la realidad.

Según se hace eco 'The Daily Mail', Voight, de 72 años, ha recapacitado y ha hecho una larga penitencia para obtener el perdón sincero de su niña
. A día de hoy recoge los frutos.

[Relacionado: Brad Pitt quiere más hijos]

"De repente vi las cosas de manera diferente y cambió todo. En ese momento mi vida dio un vuelco", comenta el veterano actor. Os recuerdo que en su día dijo que Jolie estaba enferma y que necesitaba tratamiento psiquiátrico. Poco después ella contraatacó asegurando que él le había sido infiel a su difunta madre, Marcheline Bertrand, un episodio que le traumatizó profundamente.

Voight prosigue: "Mi hija y mi familia me dieron la espalda. El reencuentro con Angie es muy valioso para mí. Adoro a mis nietos, son mi gran amor. Me hacen sentir tan emocionado y agradecido. Cuando mi hija me ve con ellos, ve otra energía en mí".

También añade que ahora está continuamente riéndose. La verdad es que esta noticia dibuja un horizonte esperanzador. Angelina y Jon fueron buen ejemplo de cómo no tratar los asuntos familiares y ahora, paradójicamente, dan una lección a las lenguas viperinas que buscaban más carnaza.

Ojalá su reconciliación sea definitiva y que nadie se aproveche más de las desavenencias de este clan. Merecen ser felices.

¿Apostabais porque Angie y su padre se arreglaran? ¿Pensáis que es posible superar el pasado?