¿Por qué ha perdido tanto peso Adele?

Después de su operación de garganta, Adele reapareció luciendo una figura mucho más delgada a principios de este 2012. Muchos se preguntaron cómo se obró semejante milagro en un tiempo récord y su amigo Alan Carr ha develado el revolucionario método de adelgazamiento que ha seguido. Una pista: es sencillo y supone un importante ahorro en esta época de crisis.

En una entrevista concedida a la revista Heat, Carr comentaba: "La única razón es que ha dejado de beber. No ha seguido ninguna dieta. De hecho, la pasada noche comió McNuggets de pollo".

El cómico, toda una eminencia en su Gran Bretaña natal, ha dado más pistas sobre las claves de la metamorfosis de la intérprete de Rolling In The Deep. "Ella no puede beber por su garganta. Es un poco aburrido para ser honestos. Es como estar con Sister Wendy (monja carmelita bastante célebre en los países anglosajones). A mí me encanta el vino, pero ella dice: Oh, ponme solo un vasito", añadía.

[Relacionado: ¿Se operó Adele la nariz?]

[Y además... Adele, nuevo icono gay]

The Sun publicaba hace un mes que Adele quería perder dos tallas antes del verano, asegurando además que había dejado de fumar y que practicaba ejercicio a diario mediante una rutina basada en el Pilates. "Está muy animada a combatir su sobrepeso con un entrenador personal", contaba un amigo.

Hay que recordar también que Karl Lagerfeld convirtió el peso de la artista en noticia y desató la polémica con unas lapidarias declaraciones: "En estos momentos es Adele la que triunfa. Está demasiado gorda, pero tiene una cara preciosa y una voz divina".

No obstante, Adele supo reaccionar a tiempo: "Represento a la mayoría de las mujeres y estoy muy orgullosa de ello. Nunca  he querido verme como las modelos de las portadas de las revistas". ¿Perderá su esencia si sigue bajando de peso? ¿O puede triunfar más si consigue una imagen estilizada?