Rossy de Palma enseña sus partes pudendas

La actriz quiso rendir tributo a una de sus películas más famosas y mostró a los fotógrafos congregados en el desfile de su amigo Jean Paul Gaultier en París "la flor de su secreto". Acto seguido, cuando se dio cuenta de su terrible desliz, seguramente se convirtió en una "mujer al borde de un ataque de nervios".

Rossy de Palma

Rossy sonreía mientras posaba en el front-row, sin percatarse de que su modelito de estampado psicodélico era demasiado corto y le iba a jugar una mala pasada. Su bolso rojo era su mejor aliado para no ser blanco de la prensa gráfica, pero lo movió más de la cuenta y sirvió en bandeja la catástrofe.

El pasado sábado a nadie le importaba ya la colección Prêt-à-Porter otoño-invierno 2012-2013 de Gaultier. Rossy y su amiga Victoria Abril (otra "chica Almodóvar") consiguieron llamar más la atención con sus aspavientos y sus bromas delante de las cámaras.

Se abrazaron, se besaron, se dieron palmaditas en el trasero, se pusieron a bailar sobre sus sillas... Y entre tanto vaivén Rossy mostró al mundo lo que solo conocían unos pocos afortunados. Pero, ¿seguro que no era consciente de que estaba cruzando la línea del mal gusto?

Cuando terminó la quinta jornada de la Semana de la Moda de París, la diva mallorquina dijo que el desfile de su amigo Jean Paul había sido "sublime, total, intermundial". Con dichos adjetivos también se podría definir su última hazaña, ya que a partir de ahora será más conocida por su entrepierna que por su prominente y personalísima nariz.