Un nuevo vídeo porno de Kim Kardashian está a punto de ver la luz

El escándalo vuelve a salpicar a Kim Kardashian. Una grabación de alto contenido erótico que protagoniza junto a su exnovio Ray J ha sido puesta a la venta por más de 30 millones de dólares.

La socialite, que ha encontrado por fin la estabilidad en brazos de Kanye West, está histérica y quiere parar los pies a los autores de esta nueva jugarreta, aunque, de momento, lo tiene crudo.

[Relacionado: Kim Kardashian quiere tu opinión: ¿adelgaza o no?]

Hay que recordar que Kim debe buena parte de su fama a otro vídeo similar que se filtró en 2007 bajo el título de `Kim Kardashian Superstar´. Sus hazañas sexuales hicieron correr ríos de tinta y consiguieron que, posteriormente, `Keeping Up With The Kardashians´ fuera uno de los realities más seguidos en Estados Unidos. Pero ahora ella reniega de su controvertido pasado.

"No hay duda de que la chica del vídeo es Kim. Y es aún más obsceno que el anterior. Hay momentos verdaderamente alucinantes", desvelaba una fuente al periódico `Daily Star´.

Kim teme que este vídeo dinamite su relación con Kanye, un celoso empedernido. Sea como fuere, el rapero también se vio envuelto en una polémica del estilo, ya que en su momento apareció una cinta de 20 minutos en la que se le veía practicando sexo con una chica muy parecida a su actual novia.

[Y además... La boda de Kim Kardashian y Kanye West costará más de 15 millones de euros]

¿Dañaría la carrera de Kim un nuevo vídeo sexual? ¿Peca de ingenua cada vez que permite que sus parejas graben su intimidad?

Kim rompe su vestido